Padre dispara a su hijo al confundirlo con ladrón; esta es la situación en que quedó el joven.

El padre del joven que recibió un balazo de sus propias manos al confundirlo con ladrón está pidiendo ayuda para operar a su hijo. 

El lamentable suceso ocurrió en el año 2011, cuando el joven Wanely Fiselí Batista tenía 14 años. El disparo le impactó en la médula espinal. 

Esta situación obviamente le cambió la vida no solo a él sino a la familia completa. El joven terminó sus estudios secundarios en sillas de ruedas. 

Sin embargo, su salud ha ido deteriorándose razón por la que su padre quien desde el día del accidente ha sido afectado por la situación en la que encuentra su hijo. Está pidiendo la colaboración para operar su hijo fuera del país. Dice que confía en que alguien lo ayudará.  Para cualquier colaboración para Wanely puede comunicarse al teléfono 809-250-5944.