Ella le dijo a su esposo que no podía cocinar porque no se sentía bien, el no le creyó y le hizo esto

Un individuo está siendo sometido a la acción de la justicia por haber agredido físicamente a su esposa motivado por la ira ya que ella no había cocinado.

El hombre fue identificado como Juibert Véliz. Según su pareja, llamada Scarlet Margarita Espinosa, el no le creyó que ella se sentía mala de salud y que por tal motivo no podía meterse en la cocina.

Scarlet Margarita cuenta que el pasado 16 de septiembre su esposo llegó y al no encontrar nada en la cocina se puso furioso y agredió a una de sus dos hijas.

Pero que a eso de las 7:00 de la noche, cuando este retorna a la casa es que la emprende contra ella, la agrede verbalmente, le hala el cabello y la golpeó delante de sus dos niñas.

En interrogatorios la mujer dejó ver que el hombre tiene un comportamiento violento, pues si bien dijo que este cuando está de buenas, ayuda en la casa, explicó que en ocasiones “se le mete una cosa” y se pone así; no obstante, desistió del proceso.

El hombre argumentó en audiencia que él cuidada de sus hijas y de su esposa, que tenían trece años juntos.

El juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, impuso medida de coerción contra el hombre, consistente en someterse a la vigilancia del Centro de Intervención Conductual para Hombres, además de la presentación ante el juez el primer lunes de cada mes.