Tips para poder llevar una dieta sin pecar

La comida está en todas partes todo el tiempo, la tenemos en la TV, en las revistas, en los sitios web de internet, en anuncios en vallas y hasta en autobuses que van por las calles. También la encontramos a cada paso en un centro comercial, con imágenes y olores divinos que nos hacen desear comer al instante. Según estudios los sentidos de una persona están expuestos diariamente a 20 deliciosos anuncios de Tv o momentos de tentaciones gastronómicas.

Los siguientes tips pueden ayudarte a  sobrellevar:

¿Qué hacer? La mayor tentación es que ver u oler comida nos hace la boca agua y nos abre el apetito. Esto ocurre mas cuando no hemos comido de manera que una solución es tratar de no llegar a estar hambrienta, para así tener más fuerza para enfrentar el fenómeno del mercadeo de la comida que ya es parte inevitable de nuestras vidas.

Otro consejo es hacer cinco pequeñas comidas al día mantiene más controlado el apetito, lo mismo que beber mucha agua.

Evita los Buffets

Los buffet, tan atractivos para la vista y el olfato, provocan inmediatamente un descontrol en nuestra forma de comer, aunque no tengamos mucho apetito minutos antes de verlas. Al tener tantas opciones se activa el hambre en el cerebro y eso es un gran enemigo de las dietas. Si no tienes otra opción, sírvete una pequeña cantidad de 2 o 3 alimentos, no más.

Grasa, Azúcar y Sal

Las comidas rápidas, las pizzas y los helados tienen mucha grasa, azúcar y sal, según los expertos, sus porciones también son un 30 por ciento más grandes y las papas fritas de esos lugres son deliciosas, crujientes y enormemente adictivas. Lo peor es que esos alimentos ricos en carbohidratos simples y azucares raramente nos hacen sentir llenas y al ingerirlos jamás aparece en nuestro cerebro el letrerito de ya estoy satisfecho

Todo lo contrario, nos producen más deseos de comer y comer.

Una excelente recomendación!

¿Cómo podrás evitar las imágenes de comidas cuando estas siguiendo una dieta y no tienes mucha fuerza de voluntad?

Es fácil. No veas canales de cocina en la TV. Tampoco leas libro de cocina si no es necesario que lo hagas. Busca recetas solo cuando vayas a preparar tus alimentos. Estas soluciones pueden parecer exageradas, pero la persona que trata de bajar de peso sabe perfectamente que son ciertas.