De vendedor de café a alcalde de Douglas en Estados Unidos.

Un joven de origen dominicano nativo de Cristo Rey ha logrado trascender en los Estados Unidos desde abajo, y ahora cosecha los frutos de haber trabajo duro para alcanzar ser alguien en la vida.

Se trata de Robert Uribe, de 33 años, quien emigró a Estados Unidos cuando apenas tenía 6 años y se desde temprana edad se dedicaba a vender café, batidas, sándwiches, y ahora es el alcalde de la ciudad de Douglas en el estado de Arizona.

Cuya ciudad en donde la mayoría de los habitantes son de origen mexicano y anglosajona, pero Dios le tenía guardado ese puesto, a pesar de nunca había pensado en hacer política, pero la vida lo llevó a ese camino.

“Fue algo que no esperaba, yo no era político, y en Douglas fui conociendo la comunidad, fui conociendo lo que necesitaba la comunidad y me lancé como alcalde para que ellos vieran que nosotros estamos empeñados en el crecimiento de la comunidad, muchacho, y a mí me eligieron”, dice expresando sorpresa todavía.

Sin embargo, a pesar de no tener aspiraciones en la policía se puso en ella para hacer algo por su comunidad y hace ya un año y 3 meses que está en el puesto desempeñándolo con mucho empeño.

“Para mí es un honor poder compartir en mi país, donde yo nací y apoyar a los jóvenes y decirle que nada es imposible”, Uribe en ocasiones tiene dificultad para hablar español dado el poco uso, pero se le sale algo de sus raíces al decir “si yo ahí la maco no estaría bien”.

“Si tú eres un hombre íntegro y tu mamá y tu papá te enseñaron los principales valores, entonces Dios lo bendice, mi plataforma fue ser honesto, yo ahí. Todos mis recursos, todos mis números están claros porque yo no ando robando a nadie, yo no sólo me represento a mi o a mi familia, yo represento al pueblo dominicano”.

¿USTED QUE OPINA?