Empleadas de Passion Night Club exigen la apertura del negocio

SANTIAGO. Las empleadas de Passion Night Club de Santiago negaron que sean prostitutas y que el caso del establecimiento de diversión sea de proxenetismo.

Alegaron que son libres e independientes de hacer lo que quieran y que nunca ha nadie las obligan a realizar actos en contra de su voluntad.

“No pagamos salidas ni somos cueros ni hacemos lo que nos digan, Somos libres e independientes, de entrar y salir del negocio cuando queramos”, explicaron.

Demandan la libertad de los dueños del lugar, José Benjamín Gómez Díaz  y Juan Pablo Estrella.

“De aquí dependen muchas familias, trabajadores directos e indirectos, somos empleados,  nos sacaron a una de la madrugadas como perros”

Mientras  que el abogado de los dueños de Passion Night Club defendió la pulcritud de los propietarios del lugar y rechazó que sean proxenetas.

Observa el video.