Lo balearon y murió porque su mujer no aprobó transfusión de sangre

ARGENTINA – Un hombre fue baleado por delincuentes que intentaban robarle la camioneta y murió en el Hospital Ramón Carrillo, de Ciudadela.

El hombre murió  después de que su mujer, testigo de Jehová, rechazara que se le hiciera la transfusión de sangre que necesitaba.

José Alberto López fue atracado por cuatro delincuentes que quisieron robarle el carro  en la puerta de su casa. Al resistirse, uno de los delincuentes le disparó, hiriéndolo gravemente en los pulmones.

Pero cuando  llegaron  al hospital, la esposa comunicó que eran testigos de Jehová e impidió que le realizaran la transfusión de sangre que necesitaba, aunque los otros miembros de la familia estaban de acuerdo con la transfusión.

La mujer les dijo a los médicos que confiaran, que estaba en manos de dios, y que si se iba al cielo “iba a ir con Dios porque tenía la sangre pura”, según contó el hermano de la mujer,  quien analizará si existe la posibilidad de iniciar alguna medida legal contra la mujer.