Profesora deja su trabajo para dedicarle todo su tiempo a Pokemon Go

Multitudes se han tirado a la calle apoderados de la fiebre del juego de realidad virtual Pokemon Go, hasta se han visto artista jugando el dichoso juego. 

La fiebre es tan alta que personas han decidido renunciar a su trabajo para poder dedicarle todo su tiempo a la caza de pokemones. 

Sophia Pedraza es una profesora privada que ha abandonado su trabajo, en el cual se ganaba 2,300 euros mensuales, para dedicarle 18 horas al juego. 

Pero, según ella expresa en una entrevista a The Sun, está teniendo ingresos vendiendo cuentas con nivel alto a través de EBay.