Los sobrinos del presidente Maduro confiesan ser narcotraficantes

CARACAS. Dos sobrinos de la Primera Dama de Venezuela confesaron intentar traficar  800 kilogramos (1.763 libras) de cocaína a Estados Unidos, de acuerdo a lo reportado por fiscales del caso en Miami.

La confesión de los sobrinos del Presidente Maduro reviste enormes implicaciones políticas.

Los documentos enviados a la corte el pasado  viernes por los fiscales aportaron nuevos datos al caso que revela el grado de  corrupción y el narcotráfico por parte de la elite política de Venezuela.

Efraín Campo y Francisco Flores fueron arrestados en noviembre en Haití en una operación secreta coordinada por la DEA. Guardan prisión Nueva York a la  espera de un juicio por conspiración para traficar a cocaína a los Estados. Ambos se declararon inocentes.