Parecía una boda de ensueño y mira lo que sucedió

Uno de los días más importantes en la vida de una pareja, el día de la boda, que se supone ser el más feliz para ambos, podría ser el peor si los nervios te traicionan.

Una pareja quizo hacer su boda en las orillas de una playa, junto a sus familias más cercanos. 

Lamentablemente, en el momento más importante de la boda, al novio le jugaron una mala pasada los nervios, cuando iba a dar el sí el estómago se le revolvió y empezó a vomitar.

Una de las personas que estaba en la ceremonia capturó el momento en que el novio se da la vuelta y vomita en la arena. El pastor pidió que pararan de grabar pero ya todo había quedado registrado.

Mira el vídeo.