Vecinos de autor de matanza en Niza lo definen como mujeriego y borrachón

FRANCIA. Los vecinos de Mohamed Lahouaiej Bouhlel, el autor de la matanza en Niza, lo describen como un hombre de carácter inestable, mujeriego y propenso al alcohol, tenía tres hijos y estaba en proceso de divorcio.

Su propio padre confesó que, al contrario de la tradición musulmana, su hijo no oraba ni ayunaba para el Ramadán, el mes sagrado musulmán.

Todo lo contrario piensa el Estado Islámico. Lo consideran como uno de sus soldados y se atribuyó el ataque perpetrado la noche del sábado en el bulevar marítimo de Niza.

 Bouhlel, de 31 años de edad,  lo definen como una persona poco  sociable, que hablaba poco con ellos y que se dedicaba a realizar ejercicios por lo que lucía un “cuerpo fit” todo el tiempo.

Sus amigos lo describen como una persona solitaria, algo violenta, con problemas con la Justicia. Tenía que coger cárcel por agredir con un bate de madera a otro automovilista tras un incidente de tráfico.

 A Boulhel le gustaba “privar en machito” al presumir de sus conquistas femeninas, bailar salsa y acudir a gimnasios.